Ginecología
15241
page-template-default,page,page-id-15241,page-child,parent-pageid-15234,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

GINECOLOGÍA

La fisioterapia uroginecológica es una especialidad que permite evaluar, tratar y prevenir las disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual, que acompañan a la mujer y al hombre, a lo largo de las diferentes etapas de su vida.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y fascias, cuya función es:

      • la amortiguación de las presiones diarias (cargas de peso, estornudos, tos, deportes de impacto…),
      • la sustentación de los órganos pelvianos y su correcto funcionamiento (continencia)
      • el desarrollo de relaciones sexuales sanas.

Si alguna de estas estructuras se ve afectada, aparecerá patología:

      • la incontinencia: urinaria (esfuerzo, urgencia, mixta), gases o fecal.
      • el descenso de órganos o prolapsos (vejiga, uretra, útero y/o recto)
      • las disfunciones sexuales (dispareunia, vaginismo, disfunción eréctil…),
      • adherencias, tras intervenciones quirúrgicas, cesárea, desgarros.
      • síndromes piramidales u obturador interno, atrapamiento pudendo…
      • infecciones urinarias recidivantes
      • dolor pélvico crónico…

Desde el punto de vista del tratamiento, existen diversas técnicas para aplicar a las diferentes disfunciones. Así, hablamos de técnicas: manuales, comportamentales, biofeedback, electroterapia, masaje perineal y cinesiterapia, un conjunto de herramientas que constituyen un tratamiento conservador.

“Realizaremos una valoración global y completa, para diagnosticar su patología, y así poder ofrecer el tratamiento más adecuado a cada persona”